Quiénes Somos

Principios que nos Inspiran

RESPETO: Implica la consideración a las capacidades y necesidades reales de cada niño. A sus características individuales y procesos de aprendizaje, potenciando sus fortalezas.

LIBERTAD: Eje transversal de respeto al niño en su libre albedrío, reconociendo su capacidad de conciencia para pensar y obrar según la propia voluntad en sujeción a un orden, en las experiencias cotidianas, a través del movimiento y la exploración.

AUTONOMIA: El niño como un ser autor de su propia existencia, que elige lo mejor para sí y los otros desde la consideración y el respeto. Posee la capacidad de satisfacer su propia necesidad de actividad, juego, exploración, creatividad, iniciativa, experimentación y socialización, descubriendo así el mundo que lo rodea en el ejercicio de una libertad con responsabilidad.

ACTIVIDAD: Se reconoce como inherente a lo humano, definido en experiencias de aprendizajes que surgen desde el niño y lo que tiene sentido para él.

BIENESTAR: Es la expresión de un estado emocional positivo, que nace de la armonía entre las demandas del mundo exterior, las propias necesidades y la capacidad de satisfacerlas por sí mismo, en la certeza de contar con la ayuda de un otro de ser necesario.

CREATIVIDAD: Reconoce en el niño su capacidad inventiva, pensamiento original, pensamiento divergente, imaginación constructiva, desde su voluntad de transformar el mundo de manera libre, original y espontánea, usando diferentes lenguajes.

DIVERSIDAD: Reconoce la singularidad del niño y su valía como ser único legítimo en la convivencia armónica. Respetando las diferencias como un valor que enriquece el trabajo y las vivencias.

COLABORACION: Reconoce como actitud imprescindible a la actividad humana, acción y trabajo en conjunto con otros en el respeto, bienestar y confianza.